Saca el máximo rendimiento a tu suelo.

Rotación de cultivos.

¿En que consiste la rotación de cultivos?

La rotación de cultivos es simplemente no repetir una misma especie de planta en la misma zona del huerto.

Alternaremos hortalizas que sean diferentes y que tengas distintas exigencias nutricionales.

Si siempre cultivamos la misma variedad de plantas en el mismo lugar provocaremos un desequilibrio en el suelo y favoreceremos la aparición de plagas.

Debemos de esperar al menos tres años para volver a repetir cultivo.

Aquí tenéis tres pautas a seguir:

– Debemos clasificar las plantas en tres variedades dependiendo del órgano que desarrollan; plantas de raíz (rábano, nabo, cebolla…), planta de hoja (lechuga, acelga…) y plantas de fruto (tomate, berenjena, pepino…)

Se aconseja plantar primero las plantas de fruto, previo un buen estercolado.

Después plantaremos los cultivos de hoja y posteriormente los de raíz. Entre ellos también podremos plantar “abono verde” tales como las habas, los guisantes…estos nos ayudaran a enriquecer el suelo con nitrógeno, ya que lo recogen de la atmosfera y lo depositan en el terreno.

– Otra de las pautas a seguir es no plantar dos cultivos de la misma familia botánica seguidos.

Las familias botánicas se dividen en estas siete:

– Compuestas: alcachofa, cardo, achicoria, endivia, lechuga…

– Crucíferas: coles, berro, nabo, rábano…

– Quenopodiáceas: espinacas, remolacha, acedera, acelgas…

– Leguminosas: habas, guisantes, judías, alfalfa, lentejas…

– Liliáceas: ajos, cebollino, cebolla, puerro, escarola,esparrag…

– Solanáceas: tomate, berenjena, pimientos, patatas…

– Umbelíferas: apio, zanahoria, chirivia, perejil…

 

– Y por ultimo debemos saber la exigencia de estiércol que tiene cada cultivo. Hay cultivo que necesitan mucha materia orgánica y otros que no. Sabiendo esto nos ahorraremos gran parte de materia orgánica.

Debemos alternar cultivos de mayor y menor exigencia de estiércol.

Las hortalizas que necesitan mayor aporte de materia orgánica son las berenjenas, coles, espinacas, hinojo, maíz, puerro, apio, tomates, patatas y pimientos.

Y las hortalizas que menos necesitan son las cebollas, rábanos, lechugas, canónigos, berros, judías, habas y ajos.

Todos los demás cultivos podríamos decir que son de media exigencia.

¿Como debo aplicar esto en mi terreno?

Para llevar estos consejos a la practica debéis dividir vuestro terreno en tres o cuatro parcelas e ir rotando las plantas con las pautas anteriores.

Huerto

 

Esperamos que estos consejos los podáis aplicar a vuestros huertos y le sacáis el mejor rendimiento posible.

 

Para cualquier duda podéis poneros en contacto con nosotros en info@todohuertoyjardin.es