Puesta a punto de la piscina

Mantener una piscina es sencillo. Tener un agua perfecta para disfrutar del baño es posible sí tenéis en cuenta unos pocos parámetros e instrucciones para conseguirlo.

Ahora que se acerca el buen tiempo, es momento de empezar a descubrir las piscinas.
Los puntos principales a tener en cuenta para el correcto funcionamiento de la piscina son los siguientes:

  • Comprobar el sistema de filtración de la piscina. Un agua perfecta pasa por tener un sistema de filtración idóneo y en óptimas condiciones. Es muy importante cambiar la arena del filtro cada cuatro o cinco años. La arena de sílice que contiene el filtro, pierde su capacidad de filtración e incluso puede llegar hacer una piedra. Es importante que comprobéis el estado de la arena cada año y sí es necesario añadirle arena al filtro. En estos últimos años, ha aparecido en el mercado el vidrio reciclado para sustituir la arena. El vidrio tiene muchas ventajas respecto a la arena, entre esas ventajas destacamos que el vidrio no se sustituye nunca, no se solidifica y realiza una filtración mejor que la arena.
Vidrio para filtración de piscina, mejora la filtración.

Vidrio para filtración de piscina, mejora la filtración.

  • Limpiar el suelo de la piscina. Antes de realizar la filtración es aconsejable que limpiemos el suelo de la piscina. Emplear un limpiafondos manual, colocar la válvula selectora en la posición desagüe, abrir la válvula del limpiafondos, cerrar las válvulas de los skimers y fondo. Sólo os queda barrer el fondo de vuestra piscina, tirando el agua fuera para que no pase toda la suciedad por el filtro y sea mucho más sencilla la puesta a punto. Cuando acabéis de pasar el limpiafondos por todo el suelo, parar el motor, colocar la válvula selectora en filtración y abrir las válvulas de los skimers y del fondo.
Limpieza de fondo evacuando el agua

Limpieza de fondo evacuando el agua

  • Antes de efectuar la primera filtración también os recomendamos que hagáis un lavado y un enjuague del filtro. Conseguiréis eliminar toda la suciedad retenida por el filtro y las filtraciones serán más efectivas.
  • Comprobar los niveles de cloro y ph del agua de la piscina. Recodar que los niveles de cloro deben ser entre 0,6 y 2. Mientras que los niveles de ph serán de 7,2 a 7,6. Sí los niveles no son correcto emplear los productos necesarios para corregirlos. Empezar siempre por regular el ph del agua de la piscina y posteriormente el cloro.
  • Ajustar las horas de filtración de la piscina a las condiciones climatológicas. Ampliar las horas de filtración de la depuradora de la piscina. Para épocas de calor aumentar la filtración en, al menos, 6 horas diarias.

Con estos sencillos pasos obtendréis un agua ideal para disfrutar del baño en la temporada estival.