Cómo hacer Insecticida de Ajo

¿Cómo hago Insecticida de Ajo? Una buena planta para ello

Las propiedades de la planta de ajo son numerosas tanto en la salud de las persona como para el cuidado de las plantas de vuestros huertos y jardines.

Una hortaliza tan simple como ésta nos aportará grandes beneficios para tratar cualquiera de nuestros cultivos.

El preparado de ajo es simple, rápido y sencillo de elaborar. Hay que recordar que este preparado no mata los insectos, lo que proporcionará es un poderoso repelente para los insectos tales como el pulgón, cochinillas, ácaros, mosca blanca… también podemos prevenir los hongos. No es aconsejable para plagas muy severas en los cultivos del huerto o en las plantas del jardín.

¿Cómo se realiza el insecticida de ajo?

Es necesario una cabeza de ajos, desgranar todos sus dientes, pelarlos y trocearlos. Con un mortero machacarlos bien, colocarlos en un cazo con 1 litro de agua y dejarlo macerar durante 24 horas.

Elaboración de Insecticida con la Planta de Ajo

Elaboración de Insecticida con la Planta de Ajo

Después de estas 24 horas hervir durante 5 minutos, dejar enfriar y colarlo con un colador casero. Introducirlo en un  pulverizador y emplearlo como cualquier otro insecticida común.

Rociar bien todas las partes de las plantas. Hay personas que no hierven el agua y directamente lo emplean sin realizar la cocción, ahí entra vuestra decisión de cómo realizarlo.

¿Cómo cultivar los ajos?

El cultivo de los ajos es bastante simple, pero normalmente es algo lento. Nosotros el ajo que utilizamos para la siembra es el ajo de las Pedroñeras, este tipo de ajo estará listo aproximadamente al cabo de 190 días y es un ajo de alta calidad para el consumo.

La planta de Ajo

Plantación de Ajo

La siembra se realiza en los meses de invierno, directa en el suelo de vuestros huertos urbanos o tradicionales. Pinchad sobre en enlace si queréis saber más acerca del calendario de siembra de hortalizas.

Para sembrar los ajos preparar el terrenos previamente para conseguir un suelo ligero y suelto, podréis añadir abonos ecológicos como humus de lombriz o estiércol para obtener un suelo más rico.

Desgranar las cabezas de ajos y dividir los dientes de ajos, realizar la plantación diente por diente con un marco de cultivo de 15 x 15 centímetros, no es necesario enterrar mucho los dientes bastará con taparlo con una capa de 3 centímetros de tierra. Colocar el diente en posición vertical con la yema de la brotación hacia arriba y realizar un riego abundante.

Es un método muy sencillo para efectuar la prueba en vuestros jardines y huertos y comprobar que es un perfecto repelente de ajos. También podéis realizar siembras de ajos alrededor de vuestros cultivos del huerto y conseguiréis protegerlos de posibles ataques de diferentes insectos.