Manto térmico, protege tus cultivos

En estos meses más fríos del año, tenéis que tener especial cuidado con las plantas y los cultivos que más padecen el frío. Los ejemplares más delicados a las heladas y a las bajas temperaturas deben tener una especial atención en esta época del año.

En el jardín, plantas como los ficus o los hibiscus pueden no sobrevivir al invierno o quedarse sin follaje y posteriormente tener una lenta recuperación. En el huerto, las lechugas o las coles pueden helarse, secarse y dejaros sin cosecha. Los nombrados anteriormente son algunos de los cultivos y plantas que lo pasan mal en invierno.

Para prevenir las heladas en el jardín y en el huerto hay varios sistemas de protección. Uno de estos sistemas de protección contra las heladas es el manto térmico, el manto térmico es muy simple de colocar tanto en las plantas como en los cultivos.

tela termica cultivos

Este Manto Térmico es una tela fabricada en polipropileno, muy resistente a los rayos UV y de color blanco.

El manto térmico es muy ligero, por este motivo no daña los cultivos y plantas en los que se pone. Deja crecer las plantas sin ningún problema y gracias a su color blanco, deja pasar la luz y la máxima claridad.

Este manto térmico protege de los cambios meteorológicos a las plantas, evita los daños provocados por el viento y aísla a la planta del frío.

En el mercado podéis encontrar estos mantos térmicos en varios tamaños para adaptarse a las necesidades de cada jardín o huerto. El manto térmico se puede cortar con mucha facilidad con una tijera corriente y adaptar la tela a cualquier tamaño de planta o cultivo. También podéis encontrar túneles de cultivo que son prefectos para la elaboración de fresas, lechugas, acelgas…

protector cultivos

El manto térmico se puede colocar de varios modos:

  • Envolver directamente el manto alrededor de la planta. Para ello, os podéis ayudar de alambre para realizar las sujeciones a la planta y atarlo en el tronco de la planta.

manto termico plantas

  • Hacer una pantalla. Para poder hacerlo necesitamos clavar 4 tutores o estacas alrededor de la planta o del cultivo (los tutores o estacas tienen que quedar más altas que las plantas que vamos a cubrir), estos tutores serán el soporte del manto térmico y los sujetaremos con alambre o cuerda de sisal.

manta termica plantas

Esta tela térmica es permeable, por tanto permitirá a la planta transpirar y que el agua pase sin problema.

Al finalizar el invierno, retirar los mantos térmicos y guardarlos para aprovecharlos en la próxima campaña invernal, vuestras plantas habrán pasado un invierno mucho más suave y lo agradecen a lo largo de todo el año