Frutales a raíz desnuda, una buena elección

Invierno es el momento ideal para la plantación de árboles frutales a raíz desnuda. En esta época invernal los árboles frutales de hoja caduca han perdido todas sus hojas y están en una parada vegetativa. Durante esta parada vegetativa es el mejor momento para realizar su transplante.

Los árboles frutales a raíz desnuda son mucho más económicos, mejor de transportar y más fáciles de manipular que los frutales en maceta, además el éxito está casi asegurado. Por tanto, plantar árboles frutales a raíz desnuda es una elección muy inteligente.

En esta época invernal podréis encontrar frutales como cerezos, perales, manzanos, melocotoneros, paraguayos, ciruelos, nogales, almendros… una amplísima variedad para poder poblar vuestros huertos a un bajo coste.

Para realizar el transplante de los árboles frutales a raíz desnuda, os aconsejamos hacer un hoyo de grandes dimensiones, soltar bien el terreno aunque el cepellón del árbol sea pequeño. Con ello, posteriormente las raíces del árbol frutal se desarrollarán sin problemas, al tener un terreno más suelto crecerán sin ningún impedimento.

Plantando frutal a raíz desnuda

Plantando frutal a raíz desnuda

Emplear sustrato de calidad y materia orgánica como el humus de lombriz. Realizar una mezcla con la tierra del terreno más el humus de lombriz y el sustrato, con esta mezcla cubriréis las necesidades nutricionales del árbol frutal durante un largo periodo de tiempo, mejoraréis la textura del suelo y retendrá mejor el agua y los nutrientes.

Utilizar esta mezcla para plantar los árboles frutales a raíz desnuda pero recordar no cubrir el injerto de los árboles. Los injertos de los árboles frutales deben estar al aire.

Esta plantación de árboles frutales a raíz desnuda la podréis efectuar durante todo el invierno sin riesgos de que los árboles se sequen.

Animaos y elegir entre la amplia variedad de árboles frutales a raíz desnuda que os ofrecemos al mejor precio.