Entramos en la temporada para plantar bulbos de primavera

En las fechas en las que nos encontramos, finales de invierno entrando en la primavera, es el momento idóneo para plantar bulbos de primavera. Los bulbos de primavera se pueden plantar con la precaución de que ya no hagan heladas.

Plantar bulbos es muy sencillo y los resultados son espectaculares. La plantación de los bulbos de primavera se puede realizar tanto en el suelo del jardín como en un macetero para colocar en un balcón, una terraza o un patio.

cuidado bulbos primavera

La principal baza que nos aportan los bulbos es su gran colorido e increible floración. Entre los bulbos de primavera podréis encontrar gran variedad de flores, todas ellas con unas formas realmente vistosas y originales.

Os aconsejamos realizar con los bulbos de primavera plantaciones en grupo para obtener una vegetación densa con una floración abundante.

Los bulbos de primavera son muy resistentes y se multiplican todos los años, por ello es aconsejable que cada tres o cuatro años los extraigáis del suelo y los dividáis.

¿Cuál es el mejor suelo para cultivar los bulbos de primavera?

Los bulbos de primavera se adaptan muy bien a diferentes suelos, pero por lo general les favorece un suelo arenoso y con un buen aporte de materia orgánica como humus de lombriz o estiércol. Siempre es muy importante que el suelo o la maceta donde plantéis los bulbos tenga un excelente drenaje.

¿Cuál es el lugar más apropiado para plantar los bulbos de primavera?

Intentar colocar los bulbos de primavera en un lugar muy soleado, o al menos entre sol y sombra. Los lugares muy sombreados no favorecen el crecimiento de los bulbos y además, podrían tener un exceso de humedad que provocaría que los bulbos se pudrieran.

cuidados bulbos primavera

¿Cuáles son los bulbos de primavera más utilizados?

Los bulbos que destacan en la plantación de primavera son:

Encontrareis infinidad de colores y distintas flores que aportarán gran belleza a vuestros jardines.

Cada variedad de bulbo necesita una distancia y una profundidad de plantación adecuada para el desarrollo óptimo de cada una. La distancia entre bulbos de primavera y la profundidad serán las siguientes:

  • Amarylis: 20cm de separación por 5cm de profundidad.
  • Begonias: 20cm de separación por 5cm de profundidad.
  • Callas: 15cm de separación por 10cm de profundidad.
  • Dalias: 40cm de separación por 12cm de profundidad.
  • Gladiolos: 12cm de separación por 10cm de profundidad.
  • Nardos: 15cm de separación por 10cm de profundidad.
  • Lilium: 40cm de separación por 15cm de profundidad.

Estas son las medidas aconsejables para los bulbos más utilizados en primavera.

bulbos primavera

Aseguraos que los bulbos de primavera estén en buen estado.

Comprobar siempre que los bulbos estén en buen estado. Para comprobar que el bulbo esté en perfectas condiciones debe estar duro y no tener ninguna zona blanda, con ello nos aseguraremos que el bulbo brotará sin problemas.

¿Cómo debo regar los bulbos de primavera?

Los riegos no deben ser excesivos, pero si deberemos mantener la humedad. No encharquéis la zona con los riegos y no mojéis las flores de la planta. Efectuar los riegos a primera hora del día, o bien al anochecer. Un buen método de riego es la colocación de una linea de goteo con un programador de riego y podréis automatizar los riegos.

bulbos flor primavera

¿Cuál es el mantenimiento de los bulbos de primavera?

El mantenimiento de los bulbos de primavera es muy básico, fertilizar el suelo periódicamente con un abono apropiado y acompañar el desarrollo de los bulbos para eliminar las malas hierbas. Al eliminar estas malas hierbas conseguiremos que nuestros bulbos de primavera luzcan con todo su esplendor.

Hay algunas variedades que desarrollan mucho su altura, estas variedades deberán ser entutoradas con una caña o una vara fina.

La poda y la conservación de los bulbos de primavera.

Cuando las flores de los bulbos de primavera se marchiten podréis eliminar los tallos centrales, pero no cortéis sus hojas. Debéis esperar a que las hojas se sequen por si solas. Si realizáis el corte de sus hojas demasiado temprano podréis dañar el bulbo ya que este está cogiendo fuerza para el próximo año.

como conservar bulbos

Cuando las hojas estén completamente secas, las cortaréis al ras del suelo e incluso dejaréis de regarlas hasta el próximo año. Si lo veis conveniente podréis extraer los bulbos del suelo y guardarlos en un lugar con buena ventilación para sembrarlos a finales de invierno o principios de primavera.