cuidados ficus benjamina

El ficus benjamina y sus cuidados

El ficus es una especie que procede de Asia y África. Dentro de la familia de los ficus hay una gran variedad de especies. Cada especie de ficus se adapta a unas condiciones específicas. En el mercado podréis encontrar variedades de hojas pequeñas, medianas y grandes, así como de diferentes colores e incluso alguna variedad de ficus colgante.

Nosotros os queremos hablar de uno de los ficus más comunes y que más se emplean para la decoración de los hogares, el ficus benjamina. El ficus benjamina se puede utilizar tanto para decoración interior como en el exterior.

Las hojas del ficus benjamina son de color verde intenso y contrastará a la perfección con los colores de vuestros jardines y hogares.

cuidados ficus benjamina

¿Cuidados básicos para el ficus benjamina?

A continuación, os damos unos pequeños consejos para cuidar vuestros ficus:

  • El ficus benjamina en exterior no soporta las bajas temperaturas, en zonas templadas se aclimata a la perfección. En los lugares donde la temperatura invernal es más baja, os recomendamos cubrir los ficus con un manto térmico especial para plantas.
  • Para mantener un ficus perfecto en el interior de casa es necesario que tenga mucha luz, un riego regular y moderado en la época más calurosa y un riego escaso en invierno. El exceso de agua y la falta de luz es la causa principal de la pérdida de hojas en un ficus.
  • Para tener un ficus más resistente y duradero, es aconsejable aplicar un abono específico para plantas verdes. Realizar un aporte de abono todos los meses.
  • Recortar las puntas de las ramas para conseguir un ficus más frondoso. Si mantenéis un ficus benjamina bien recortado, creará más hojas y se verá más poblado. Debemos realizar al menos cuatro podas anuales.
  • Realizar el transplante de maceta cuando sea preciso. La maceta del ficus benjamina deberá ir acorde con el tamaño del ficus. Emplear en el transplante un sustrato de primera calidad y conseguiréis un desarrollo óptimo de la planta.

¿Cuáles son los principales problemas de un ficus benjamina?

Aquí tenéis los problemas principales de estas plantas que en realidad son muy resistentes y los cuidados son mínimos.

  • El ficus puede tener tendencia a perder sus hojas inferiores y normalmente no vuelven a brotar. Para conseguir una solución estética a este problema, os aconsejamos que realicéis un recorte de sus ramas inferiores y formar el ficus como si fuese un pequeño árbol.
  • Hojas pegajosas, las hojas del ficus benjamina se hacen pegajosas y tienen una melaza. Este problema es debido a la aparición de cochinilla o pulgón en sus hojas, estos insectos segregan esta melaza y hacen que las hojas queden pegajosas. Para solucionar este problema debemos aplicar un insecticida mezclado con un jabón fosfórico. Pulverizar bien todas sus hojas y repetir la aplicación a los diez días.
  • Aparición de pulgón y cochinilla, son insectos que se instalan en las puntas de las ramas o en los tallos del ficus. Va acompañado del problema anterior. Revisar periódicamente las hojas y ramas de los ficus y a la mínima presencia de estos insectos combatirlos con un insecticida.

Con estos consejos esperamos que podáis disfrutar de vuestros ficus en plenas condiciones y luzcan con todo su esplendor en vuestros jardines y hogares.