Las Propiedades de la Planta de Ajo

Las Propiedades de los Ajos

Como ya os comentamos en un post anteriormente escrito en este blog, los ajos tienen muchos efectos beneficiosos. En el anterior artículo os comentamos como hacer insecticida de ajo para poder utilizarlos como prevención y repelente de diversos insectos en los cultivos de los huertos o en las plantas del jardín.
Ahora os comentaremos las cualidades beneficiosas que nos pueden aportar los ajos.

¿Cuales son los beneficios de los ajos para mi salud?

A continuación os enumeramos algunas de estas propiedades y sus efectos sobre el organismo, os sorprenderá gratamente conocerlas:

  • Potente antibiótico y antiséptico, consigue eliminar y expulsar organismos perjudiciales para las personas, incluso algunos que son de difícil eliminación.
  • Reduce el colesterol malo del cuerpo humano
  • Ayuda a nuestras defensas y fortalece el sistema inmunológico
  • Gran contenido en vitaminas A,B1 y B2 y altos niveles de fósforo y azufre.
  • Consigue regular la hipertensión y tiene efecto antiinflamatorio.
  • Perfecto estimulante, expectorante y descongestionador en casa de resfriados.
  • Está aconsejado en problemas cardiovasculares, consigue una mejor circulación sanguínea obteniendo una dilatación de pequeños vasos sanguíneos y aportando una mejor fluidez de la sangre.
  • Previene enfermedades de las vías respiratorias.
  • Su acción depurativa ayuda a los que tienen problemas con el ácido úrico.
  • Diurético.

¿Cómo consumir el ajo?

En el mercado podéis encontrar el ajos en extracto tipo pastilla o cápsula, éstos son preparados sencillos de tomar, pero si queréis que sea realmente económico y efectivo comer ajo crudo.
Pelar un par de dientes de ajo y comerlos por la mañana, con ello conseguiréis mantener el 100% de sus propiedades.

Consumo de Dientes de la Planta de Ajo

Consumo de Dientes de la Planta del Ajo

Si no os gusta la idea de comerlo directo, simplemente añadirlo en vuestra dieta, y  aplicarlo en las recetas que elaboréis en vuestras cocinas.

El único inconveniente de los ajos es su olor, podréis contrarrestarlo comiendo alguna hoja de perejil, hierba buena o menta, éstas son muy efectivas gracias a sus altos niveles de clorofila y ayudarán a inhibí su olor.

¿Cómo cultivar el ajo en casa?

Ya de por sí los ajos no son caros para los beneficios que nos pueden aportar, si además los cultiváis en casa el ahorro será muy amplio. Tened en cuenta que de cada cabeza de ajo podremos obtener un mínimo de seis cabezas.
El cultivo es fácil y lo podéis realizar en cualquier lugar con buena luz solar. Elegir un balcón, terraza, patio, jardín … y poneos a elaborar vuestro propio huerto ecológico. Sólo necesitáis un soporte de cultivo, simiente de ajos de primera calidad y ganas de obtener unos ajos de cosecha propia.

Cultivos de ajos en un Huerto Urbano

Cultivos de ajos en un Huerto Urbano

El cultivo del ajo no necesita muchos cuidados y los resultados suelen ser excelentes.

Desgranar las cabezas de ajos y dejar los dientes separados, realizar la plantación en el huerto urbano o tradicional en un suelo o sustrato ligero, suelto y rico. Podréis enriquecer la tierra con abonos orgánicos como humus de lombriz para asegurarnos un perfecto desarrollo del cultivo.
Realizar la siembra con una distancia de diente a diente de 15×15 centímetros para que su bulbo tenga un desarrollo idóneo. Colocar los dientes en posición vertical con las yemas hacia arriba para facilitar la germinación y tapar con una fina capa de tierra. Realizar un primer riego abundante.

Posteriormente no os excedáis en los riegos.
Los ajos de siembra para obtener cabezas suelen ser de ciclos medios y largos por lo que los ajos estarán listos en unos 170-200 días.

El ajo es uno de los vegetales con mejores y mayores propiedades para la salud que podéis encontrar en los mercados, así que os animo a que consumáis ajo habitualmente.