Vermicompostaje Doméstico

Guía para realizar Vermicompostaje Doméstico

El vermicompostaje es una de las soluciones más sencillas y rentables que podemos realizar en nuestros hogares. Teniendo en cuenta que los restos que se utilizan para conseguir el vermicompost son restos orgánicos, los cuales suponen más del 40% de nuestros residuos en el hogar.

Con ello podremos abonar y enriquecer nuestros suelos de una forma 100% ecológica,  y a la vez reduciremos muchísimo los residuos orgánicos que vayamos generando.

Reciclar los restos, hoy en día, es más un deber que una alternativa.

¿Qué es el Vermicompostaje Doméstico?

El vermicompostaje es una forma de conseguir un abono orgánico de alta calidad, utilizando los residuos orgánicos generados en casa o en el jardín. A este abono o compost se le llama Verrmicompost.

La descomposición de los residuos orgánicos la generan las lombrices, para ello son necesarias unas condiciones y un contenedor que se adapte a ellas.

No es necesario un espacio grande, es mas, podemos colocarlo en un piso, balcón, terraza, patio… ya que los espacios que requieren son pequeños.

 Vermicompostadora para casa

¿Por qué realizar Vermicompost en Casa?

Como anteriormente os hemos explicado, es una forma sencilla de reducir residuos y conseguir un abono de buena calidad.

Las razones para realizar vermicompost doméstico son las siguientes:

  • Reduciremos nuestros restos orgánicos que enviamos a los vertederos.
  • Obtendremos un abono ecológico ideal para las plantas del huerto y jardín.
  • De un modo global, el vermicompostaje y el compost generan un ahorro en el transporte y la gestión de residuos.
  • Conseguir concienciar y educar a la población de la importancia de la separación de las distintas clases de residuos.
  • Las lombrices nos proporcionarán un humus de altísima calidad, mucho mejor que cualquier otro tipo de abono. Ya que favorece el crecimiento y el desarrollo de las raíces de las plantas.

¿Cuáles son las condiciones óptimas que necesitan las lombrices?

Las lombrices más utilizadas para realizar el vermicompost son las lombrices rojas para hacer Humus de Lombriz.

Es una lombriz de color roja, con la cola algo aplanada y amarillenta. Suelen medir entre 5 y 9 centímetros y de 3 a 5mm de grosor.

Las condiciones óptimas que se necesitan son las siguientes:

  • Humedad → necesita de una humedad constante.

Comprobación de Humedad para el Vermicompost

  • Ausencia de luz → no toleran la luz. Por lo cual, los recipientes están preparados para ello.
  • Ph → no aguantan un valor inferior a 4,5 de Ph. La tierra ácida no les va bien.
  • Temperatura → pueden resistir temperaturas de entre 4º y 30º C, pero su temperatura ideal ronda los 20º C.
  • Alimentación → Los restos de verduras y fruta de casa son de su gusto.

A partir de los 3 meses de edad las lombrices están en condiciones óptimas para reproducirse. Por cada puesta de un huevo pueden aparecer de 2 a 20 lombrices nuevas, estas pequeñas lombrices tienen un tamaño de 1mm y son completamente independientes. Al principio son de un color blanco, que al cabo de unos 6 días pasa a ser rosado.

Las lombrices se pueden reproducir una media de 36 veces al año y cada lombriz nos puede producir 0.3 gramos de humus de lombriz al día.

¿Como realizar el Vermicompost?

Lo primero que debemos elegir es el sitio donde colocarlo, podremos ponerlo en una terraza, patio, balcón e incluso dentro de casa.

Si el sitio que elegimos, es en el exterior, debemos tener en cuenta que esté en la sombra y que podamos protegerlo de las heladas.

Debemos adquirir una vermicompostadora y un sustrato correspondiente para que puedan vivir las lombrices en él. Normalmente las vermicompostadoras incorporan el sustrato.

Si no tenemos el sustrato podemos mezclar tierra del huerto y algo de estiércol de oveja y caballo ya fermentado. Esta tierra hay que dejarla extendida unos 15 días para que se airé antes de introducirla en la vermicompostadora. Cuando la tierra cambie a un color marrón oscuro y no genere ningún mal olor, ya estará lista.

Para la colocación en la vermicompostadora pondremos primero una hoja de periódico o un cartón, en segundo lugar el sustrato, después las lombrices y, por último, una capa de residuos orgánicos procedentes de nuestro hogar o jardín.

Esquema de Vermicompostadora

La cantidad de residuos dependerá del número de lombrices y el tamaño de la vermicompostadora.

En un periodo de 7 a 15 días las lombrices consumirán todo el sustrato. Esto dependerá de la cantidad del alimento que les proporcionemos. Cuando el sustrato esté consumido quedará en pequeños grumos, lo que nos indicará que no les queda comida.

A medida que echemos restos, las lombrices irán ascendiendo, ya que el consumo lo realizarán de abajo hacia arriba. El vermicompost de bajo ira obteniendo la madurez necesaria y quedará libre de lombrices para poder extraerla de la vermicompostadora.

A su vez, la lombrices nos producirán lixiviado, que es un líquido que se recoge en la bandeja inferior de la vermicompostadora. Este es un abono líquido de alta calidad para nuestras plantas.

¿Qué restos podemos utilizar y cuales no, para realizar Vermicompost?

Necesitamos restos adecuados para un óptimo resultado. Es muy importante introducir los restos convenientes. Los ingredientes esenciales son el Nitrógeno y el Carbono en una proporción adecuada.

– El nitrógeno lo podemos obtener de restos domésticos como carcasas y pieles de frutas y verduras. Tienen un nitrógeno alto y su relación carbono-nitrógeno es muy baja. Es conveniente trocearlas y cubrirlas con papel para que no acudan las moscas cuando las introduzcamos en la vermicompostadora.

También podemos introducir restos de césped pero en pequeñas cantidades.

– El carbono o fibra de tipo celulosa se introduce para conseguir que la materia sea más esponjosa y suelta. Permite una mejor aireación, y tras finalizar el proceso de descomposición deja hilo de fibra que mejora el humus de lombriz.

Podremos aportar cáscaras de cereales, papel, cartón… Es aconsejable que le papel o el cartón no este tratado. Para introducirlos en la vermicompostadora se triturarán y humedecerán.

Consejo del cuidado de las lombrices

– Otros como cáscaras de huevo, café molido, bolsas de infusiones, pelos…

Las cáscaras de huevo nos aportarán calcio, pero debemos de introducirlo muy triturado. El café y el te se pueden aplicar en pequeñas cantidades. Por otro lado, los pelos los aplicaremos sin problema ya que se degradan con facilidad.

Es fundamental añadir diferentes aportes de carbono y nitrógeno e introducir los restos lo más triturados posible.

Los restos que No debemos de introducir serán:

 

  • Grandes cantidades de restos de cítricos, cebollas, especies o alimentos ácidos.
  • Hojas de pino
  • Huesos animales, carnes o pescados.
  • Quesos o lácteos.
  • Mahonesas, mantequillas o comidas aderezadas con salsas y especies.
  • Papel satinado, ya que va plastificado.
  • Plantas venenosas o con insecticida.
  • Hojas de sauce, noble, nogal o castaño.

¿Como solucionar en mi Vermicompostadora el problema de…?

Mal olor: Esto es debido a la descomposición de algún resto al no ser ingerido por las lombrices. Se puede deber a que no les gusta o que es muy grande.

Removeremos los restos y les añadiremos papel o cartón troceados.

Vermicompostador Doméstico

Exceso de moscas: Se debe al añadir muchos restos fresco, principalmente de frutas, sin tapar con un papel.

Debemos remover y abrir la tapa de la vermicompostadora para conseguir que salgan las moscas y después taparemos los restos con papel.

Hormigas: Esto nos puede indicar que falta humedad en la vermicompostadora. Podemos aplicar vaselina para impedir el acceso a la vermicompostadora.

Me marcho de vacaciones: Las lombrices pueden resistir hasta 4 semanas sin alimentarse.

Antes de irnos aportaremos comida en abundancia e intentaremos mantener la humedad con botellas de agua clavadas boca abajo en el sustrato. También podemos cubrir la vermicompostadora con trapos o telas húmedas.

Está demasiado seco: En los meses más cálidos debemos  controlar la humedad, con ello también facilitamos la creación de abono líquido orgánico. En los meses de otoño e invierno, si la ubicación de la vermicompostadora es buena no es necesario regarla.

Disminución de lombrices: Esto puede ser causa de uno de los problemas anteriormente descritos. También puede ser debido a algún resto que no les gusta, si es así debemos de sacarlo de la vermicompostadora y aplicar nuevos restos frescos.

¿Qué aporta el Vermicompost a nuestras plantas?

Es el abono con la mejor estructura y el mayor contenido de nutrientes que hay. Es el mejor abono que podemos conseguir para aplicar a todo tipo de plantas, lo podemos utilizar en el jardín, hogar, campo, huerto ecológico…

Es de fácil asimilación para las plantas y rinde 5 veces más que el estiércol común. Una vez extraído el vermicompost es aconsejable que se airé durante 2 semanas.

Se puede utilizar como un abono de cobertura en el huerto, para mezclar con sustrato para la elaboración de semilleros, mezclar con el sustrato de tus macetas, abonar árboles frutales u ornamentales…

Utilización del compost del vermicompost

El lixiviado obtenido por este proceso es un abono líquido de altísima calidad que también podemos utilizar para todas las plantas.

Esperamos que esta información os sea de gran ayuda para crear este tipo de abono.

Si tenéis alguna consulta enviarla a info@todohuertoyjardin.es